Blanca Flor

Edificada a finales del siglo XVI. Construida por Fray Pedro Peña Claros Maese, alarife de la orden de los Franciscanos. Durante doscientos años fue hogar de clérigos y soldados que conquistaron con la Fe y las armas a la Península de Yucatán. En 1843 durante la «Guerra de Castas» entre mayas y mestizos se convierte en cementerio de sus moradores al ser cortado todo abastecimiento por los mayas.

En 1865, la Emperatriz Carlota Amalia, esposa de Maximiliano de Habsburgo se aloja en ella a su paso de la ciudad de Mérida a la de México.

En 1915 fue el escenario de la última batalla por la Independencia de Yucatán. Su imponente iglesia fue usada como refugio de los separacionistas, pero las fuerzas de Salvador Alvarado lograron la victoria al incendiarla.

Sus paredes aún conservan la huella de los casquillos que fueron usados durante el ataque. Además de que las paredes aún conservan las huellas de los murales sacros que la adornaron cuando aún estaba en funciones. Destruida y reconstruida en diversas ocasiones, muestra hoy el clásico diseño de su edificación original de inspiración eminentemente castiza.

Esta hacienda está localizada en el municipio de Hecelchakán y a 63 km de la ciudad de Campeche por la carretera 180. Sólo una parte de ella se conserva y está habilitada como hotel, aún puede apreciarse los restos de la capilla. Este lugar fue uno de los tantos escenarios de la cruel batalla de la Guerra de Castas que solo llegó hasta la Región del partido de los Chenes y a escasos metros de la ciudad de Campeche.