Circo Teatro Renacimiento

Fundado a principios del siglo XX, a escasos años de que la etapa porfirista llegara a su fin, el Circo Teatro Renacimiento abrió sus puertas el 3 de febrero de 1907 en la ciudad de Campeche como una opción de tipo popular para la recreación de los habitantes, a diferencia de las obras que se escenificaban en el Teatro Francisco de Paula Toro, ubicado en pleno centro de la ciudad, cuyos espectáculos tradicionalmente eran dirigidos a sectores socioeconómicos más favorecidos.

El emplazamiento de dicho circo fue estratégico, pues se aprovechó el solar que dejaba vacía una antigua plaza de toros en el barrio de San Francisco fuera del centro, pero al mismo tiempo con la conveniente cercanía para que los asistentes llegaran a pie desde el aledaño barrio de Guadalupe, o en carruajes que venían del centro y del entonces lejano barrio de San Román.

Este primer edificio ofrecía un variado repertorio de funciones circenses y representaciones teatrales, además de otras actividades lúdicas como bailes de carnaval, peleas de box, corridas de toros e incluso actos políticos, y por ello era exitoso, ya que pertenecía a empresarios independientes abiertos a múltiples posibilidades de comercialización. En épocas social y económicamente difíciles para las grandes mayorías —como ocurrió durante el periodo porfirista y la posterior descomposición revolucionaria—, los espectáculos populares significaron una válvula de escape de la presión social, además de que para su disfrute no se requería de una educación especializada —lo cual sucedía con ciertas representaciones teatrales— en un estado que entonces tenía 80% de analfabetismo.