Batería de San Luis

Su historia va ligada al reducto de San Miguel. La función de esta batería fue la de tener un conjunto de cañones protegidos que al disparar lo hicieran con fuego rasante, de modo que evitasen la aproximación de embarcaciones a la costa.

La obra fue concluida en 1791; posee pequeños baluartes a los extremos de la puerta; Un foso de poca profundidad. Un zaguán en la puerta principal, habitaciones, cocina garitas hacía el mar y poseía un aljibe.

Actualmente se encuentra bajo el resguardo de la Secretaría de la Marina.