Baluarte de San Pedro

El acceso a este baluarte es través de una puerta ubicada frente al templo San Juan de Dios, ésta entrada comunica al patio o gola centrada de inicia una rampa que lleva a la parte superior. A parte de su función como defensa de la Villa, fungió como prisión de la Santa Inquisición en los tiempos de la Colonia; a la entrada de este recinto se observa el escudo de armas del Vaticano: las llaves del cielo y la tiara papal.

Durante el siglo XIX se reactivó como defensa, pero en esta ocasión contra tropas del gobierno de Mérida. Actualmente, existe un módulo de información turística de la Secretaría de Turismo de Gobierno del Estado.

Fue el sexto baluarte en construirse como parte del sistema defensivo contra los ataques piratas.